viernes, 1 de diciembre de 2017

CARÁTULA Y CONTRACARÁTULA DEL PERIÓDICO PERÚ SIGLO XXI-EDICIÓN NOVIEMBRE 2017.


Juan Cedrón Plasencia y su amor eterno a Chilete

El profesor, Juan Cedrón Plasencia, siempre al lado de su adorada madre.
El artista, muestra su autorretrato que pintó en su juventud.

Escribe: Pocho Manzanedo V.

Hablar del profesor Juan Cedrón Plasencia, es hablar de una leyenda viva de un personaje especial con una trayectoria de vida ejemplar y fructífera, con talentos fecundos como escritor, pintor, poeta, músico, escultor, cerrajero y docente, pero por sobre todo un excelente ser humano, cargado de espiritualidad y bondad moldeadas en las canteras del ejemplo y enseñanzas del R.P. Luis Rebaza Neyra, a quien acompañó en su juventud muy cercanamente por muchos años.
Juan Cedrón nació un día no tan lejano, en la poética provincia de Contumazá de arrebolado cielo azul, teniendo como testigo al inspirador pino Soñador. Su juventud de estudiante lo realizó en el “Gran Guzmango Capac” de nuestro Chilete, abrigado por el aprecio y cariño de su gente.
Se hizo docente en Cajamarca para volcar sus conocimientos en el colegio que lo cobijó durante varios años.
Hizo su vida de adultez y familiar en el hermoso distrito de Jesús, lugar de permanente inspiración en el cual vive actualmente desempeñándose como profesor y ocupando diferentes cargos públicos.
Su desprendimiento y amor infinito a estos lugares de ensueño, lo demuestra permanentemente en cada acto de su vida. Desde acá nuestro reconocimiento y aprecio personal a este insigne personaje que desde ya, forma parte de la historia de nuestros pueblos.
Con todo el amor del mundo.


Gran avance en ejecución de obra de saneamiento en Santa Cruz de Toledo



·  Además el alcalde, Ledinson Plasencia Carrera, inauguró la carretera Pacay-Loma La Huerta.

Un gran avance de ejecución muestra la construcción del sistema de agua potable y la instalación de biodigestores en el  caserío El Sienque, obra que beneficiará a 300 pobladores y fue gestionada por el alcalde Ledinson Plasencia Carrera.
Esta obra tiene el mérito de ser la única en su género en toda la provincia de Contumazá y es ejecutada a través del Programa Nacional de Saneamiento Rural con un presupuesto de 1 millón 700 mil soles.
La autoridad edil se mostró contento por el avance de la obra y reveló que está gestionando el financiamiento de similares proyectos en otras comunidades de su distrito.
“La instalación de agua potable es de urgente necesidad para los pueblos de la zona rural donde los niños sufren de desnutrición crónica porque son afectados por enfermedades estomacales debido al consumo de agua contaminada. Por eso una de las metas principales  de mi gobierno es dotar de este elemental servicio a todos los caseríos de nuestro distrito”, dijo el burgomaestre de Santa Cruz de Toledo.
INAUGURÓ CARRETERA
Una de las últimas actividades importantes del gobierno edil que lidera el alcalde Ledinson Plasencia Carrera fue la inauguración de la carretera que une el anexo de Pacay con el caserío Loma de Huerta.

“La necesidad de construir esta carretera era el clamor de cientos de pobladores que estaban aislados, prácticamente, por la desidia de alcaldes que me antecedieron en el cargo. En mi gobierno hemos construido  dicha obra y la hemos puesto al servicio de las comunidades. Estamos dando lo mejor de nuestro esfuerzo para que los agricultores puedan trasladar y comercializar su producción agropecuaria con mayor facilidad”, indicó la primera autoridad del distrito de Santa Cruz de Toledo quien viene gestionado el financiamiento de importantes proyecto ante el Gobierno Central. 

Ansias de poder de “Coco” Urquía dañan imagen del MAS


El alcalde provincial de Celendín, Jorge Luis Urquía Sánchez -más conocido como “Coco”- desde hace meses atrás está en escandalosa campaña política como candidato del Movimiento de Afirmación Social -MAS- para ocupar la gobernación de la región Cajamarca, atropellando las normas legales que regulan los procesos electorales y sin que su tienda política haya designado candidatos en elecciones democráticas.
Así se desprende de la profusa propaganda a través de afiches con su rostro retocado distribuidos en varias provincias cajamarquinas, y pintas alusivas a su candidatura hechas en lugares estratégicos del ámbito regional.
¿Con qué dinero estará realizando esa propaganda ilegal don “Coco”? Las malas lenguas dicen que con plata del Estado.
Lo cierto es que el alcalde de Celendín demuestra enormes y peligrosas ansias de poder que lo impulsan atropellar a la Ley Orgánica de Elecciones, la cual en su Artículo 79° dice que un proceso electoral es iniciado con la convocatoria a elecciones y termina quince días después de la proclamación de los resultados.
Don “Coco” Urquía debió esperar a ser elegido candidato por su partido, en forma democrática, y para postular al cargo de gobernador regional debe renunciar a la alcaldía de Celendín seis meses antes de las elecciones, de acuerdo al artículo 194 de la Carta Magna y a la  Resolución Nº 0140-2014-JNE.
Con estas normas legales, el Jurado Nacional de Elecciones previene la utilización del dinero del Estado en campañas políticas por parte de los alcaldes.
EL MAS LO IMPONE
El ex congresista por Cajamarca, Jorge Rimarachín -quien también aspira ser gobernador regional- criticó duramente a la dirigencia regional del Movimiento de Afirmación Social (MAS) en Cajamarca, por “imponer la candidatura de Jorge Urquía, al gobierno regional”.
“Urquía tiene una mala gestión en su provincia, ustedes vayan a Celendín y se darán cuenta del descontento de la población”, indicó Rimarachín Cabrera.
 DESTITUYEN A CONTENDOR
Pero días después, en venganza por haber criticado abiertamente al líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS) -Gregorio Santos Guerrero- de pretender imponer los candidatos a las elecciones del 2018, el Gobierno Regional de Cajamarca desembarcó al ex congresista Jorge Rimarachín
La misma suerte de Rimarachín corrió hace unas semanas Sergio Sánchez Ibáñez -entonces gerente de Recursos Naturales y Medio Ambiente del gobierno regional- al ser destituido del cargo por renunciar a la candidatura a la alcaldía provincial de Cajamarca por el MAS.



Una región rica, pero llena de pobres

 
Las Bambas, mina situada en la región Apurímac, es rica en cobre, pero su explotación beneficia a empresas extranjeras, mientras que la población sigue postrada en la pobreza.
Escribe: Alejandro Narváez.
En el ranking nacional de inversión minera, Apurímac lidera con el 22% del total nacional, seguido por Junín con 15%, Arequipa 12%. Los principales proyectos mineros con inversión inicial comprometida en la región son: Las Bambas (US$4,200 millones), Haquira (US$2,800 millones), Apurímac Ferrum (US$ 2,600 millones), Los Chancas (US$ 1,300 millones), Trapiche (US$ 1,000 millones) y el proyecto Anama, de la compañía Aruntani (segundo productor aurífero nacional después de Buenaventura) que producirá 60,000 onzas anuales de oro. Treinta proyectos mineros se apoderaron de Apurímac que representa aproximadamente el 65% de su territorio.
Según el Boletín Estadístico de mayo 2015, del Ministerio de Energía y Minas, los ingresos por concepto de canon minero para Apurímac ascendieron en el periodo 2010 -2014 a S/4, 700,000 en promedio anual. Las regiones que registran millonarios ingresos son: Ancash 855 millones promedio anual, Arequipa 524 millones y Cajamarca 449 millones. Pregunto ¿en este escenario, tiene sentido el canon? ¿El Estado, no es acaso quien debe promover la equidad entre regiones y grupos sociales?
Las millonarias inversiones mineras que se iniciaron en la región en el 2004, no trajo consigo la esperada reducción de la pobreza, ni la solución de sus problemas estructurales. Según las “Cifras de Pobreza 2012” del INEI, la pobreza monetaria en Apurímac alcanza el 55,5%, en Cajamarca el 54,2%, en Ayacucho un 52,6% y Huancavelica 49,5%. Las provincias más pobres son Cotabambas y Grau (sedes del proyecto Las Bambas) con una tasa de pobreza total de 81.9% y 78.3%, y de pobreza extrema de 47.8% y 42.2%, respectivamente. Apurímac tiene 95 mil jóvenes y solo el 3% ha concluido sus estudios universitarios. El 70% de sus ríos están contaminados (ríos muertos), etc.
Para el PNUD (2013), el Perú sigue siendo una sociedad con enormes brechas de acceso al Desarrollo Humano. Un país cuya pobreza afecta en mayor medida y con mayor profundidad a las poblaciones rurales del interior del país, donde persisten graves desigualdades según su lugar de residencia, origen étnico, etc. En el informe del propio PNUD, a nivel de regiones, Apurímac, se ubica en el puesto 23 (es decir, en la cola), Cotabambas está entre las 5 provincias más pobres del país.

El gran proyecto minero Las Bambas tiene su origen en 1911 con la empresa Ferrobamba. En el 2004, Xstrata se hace con dicho proyecto y se compromete a invertir US$ 4,200 millones para producir 400,000 TMF de cobre al año. Al ritmo de la producción estimada las reservas probadas se agotarían en 25 años y con plantas de ampliación la vida útil de la mina llegaría hasta 35 años (apenas una generación). En 2014, la nueva propietaria de Las Bambas, Xstrata-Glencore, decide vender el proyecto al consorcio Chino, liderado por MMG por US$ 7,000 millones e hizo el negocio del siglo. Tres preguntas al respecto: ¿Las ganancias extraordinarias fueron declaradas en Perú? ¿Fue el precio justo pagado por los chinos? y ¿Cuánto de dichas ganancias le tocó a Apurímac?
Es evidente que los niveles de crecimiento de las inversiones en Apurímac de los últimos años, no se corresponden con los niveles de reducción de la pobreza que deberían generarse. Ante esta situación, existe una crítica severa al Estado (y a las empresas que operan en la zona), en especial al funcionamiento y aplicación de las políticas públicas, pues sus fallas son evidentes, graves, y enmascaran situaciones inaceptables de injusticia y exclusión social. Pero lo peor, quizás, es que algunos siguen creyendo que la pobreza es como el cáncer, que la ciencia todavía no logró descubrir su remedio o que no tiene cura.

Mientras que los representantes del gobierno sigan con la retórica de que la protesta es política, promovida por foráneos y anti mineros, sin apenas conocer los reales problemas de Apurímac, cometen un grave error y las cosas irán de mal en peor. Por supuesto, hay que dialogar para buscar soluciones a los problemas ambientales, sociales, laborales, etc. para honrar la palabra, pero sobre todo, con respeto mutuo. No hay otra opción.

Papa Francisco, algunas ideas…ya que viene por acá



Escribe: Carlos Monge.
Usted es un ecologista declarado, que ha hablado de la necesidad de cuidar nuestra casa común, que ha escrito la Encíclica Laudato Si, un manifiesto ambientalista para el siglo XXI. Pues resulta que Madre de Dios es uno de los territorios más ricos en biodiversidad del Perú y del mundo y es espacio de vida de pueblos indígenas. Pero está siendo devastado por la minería ilegal del oro. Y hemos fracasado hasta ahora en todos los intentos de controlar esta actividad.
Quizás le interese saber que este fracaso se debe a que ha puesto énfasis en dos cosas que no funcionan. Una, la formalización, cuando en verdad los mineros ilegales no tienen ningún aliciente para hacerlo pues ella no les ofrece otra actividad económica que les de los ingresos que esta minería hoy les da. La otra, la interdicción, pero la represión en un territorio tan extenso solamente genera el desplazamiento a otro. Ojalá que usted comparta que es urgente explorar otras alternativas.
Una alternativa sería, por ejemplo, sancionar a esos empresarios de la banca por la que circulan los dineros de la minería ilegal; a esos comerciantes de gasolina que abastecen a las dragas grandes y pequeñas y toda la maquinaria pesada que se usa en la zona; a esos importadores de esa mismas maquinaria y equipos y de los insumos químicos que se usan para sacar y procesar el oro; a esos dueños de fundiciones y empresarios exportadores que lo blanquean y lo exportan.
Le dirán que hay normas, eso es verdad. Pero hasta ahora no vemos a ningún pez gordo, a ningún gran banquero, importador, comercializador o exportador, que haya sido sancionado como se merece. Hábleles. Dígales que eso de “…es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos”, se aplica particularmente a ellos.
Otra alterativa sería, por ejemplo, hacer algo en serio para mejorar la vida en las zonas andinas de las que vienen las personas que ven en el oro la posibilidad de escapar de la pobreza.Le informarán que este es un país de ingresos medios, que ya entró en la modernidad, que basta ver como hay “shopping plazas” por todas partes. Pero no se la crea del todo. Seguimos teniendo cantidades y niveles de pobreza y de desigualdad que son francamente inaceptables.
Y esto tiene que ver con Madre de Dios pues la enorme mayoría de la gente que ahí trabaja viene de zonas de extrema pobreza. ¿Lógico no? No es que a la gente le guste trabajar de sol a sol en un calor infernal, metida hasta el cuello en aguas llenas de mercurio y cianuro, y expuestos a la violencia de las mafias que operan en la zona y controlan mucho del negocio.
Entonces, pregunte usted al Presidente, la Primera Ministra y las autoridades que lo estarán rodeando, si están haciendo de verdad lo suficiente para acabar con la pobreza y con la desigualdad. Recuérdeles que usted es sobre todo hincha de San Francisco de Asís y que él era tan amigo de la naturaleza como enemigo de la explotación de los trabajadores. Cuénteles que San Francisco de Asís reaccionó muy fuerte contra los horrores de la acumulación originaria capitalista que le tocó vivir, y sepa usted que esa súper explotación del trabajo ha pasado a ser una forma permanente de la acumulación de capital en el Perú. Dele una mirada al video de jóvenes trabajadores achicharrándose encerrados con candado en containers metálicos en el centro de Lima.
Una tercera sería generar alternativas de trabajo e ingresos razonables para aquellas personas que ya están embarcadas en la minería del oro en Madre de Dios. Acá el problema es que a diferencia de las chacras de coca que pueden pasar a ser chacras de otra cosa si el agricultor encuentra buena salida para otros productos- el minero de oro no se puede reconvertir productivamente en nada en esas mismas tierras que hoy ocupa. Sucede que la coca no destruye la tierra en que crece, en cambio la extracción de oro lo que deja son terrenos deforestados y suelos contaminados de mercurio y cianuro en donde no puede cultivarse nada. Y todo esto en un ecosistema muy frágil que no puede soportar la presencia de tanta gente.
Estimado Papa, pregúntele pues al Presidente, la Primera Ministra y a quienes estarán atentos a sus palabras, porque no están haciendo algo realmente serio en este terreno para enfrentar estos problemas. Y reclámeles porque en lugar de ocuparse de estas cosas, siguen rebajando los estándares y flexibilizando los procedimientos ambientales para facilitar las grandes inversiones. Porque, sepa usted, que esas mismas autoridades que los estarán adulando en su visita al país, están más que dispuestas a sacrificar el medio ambiente y a los trabajadores para mantener altas las tasas de ganancia de los grandes inversionistas.

Y una cosita final. Puede que todo lo anterior le resulte un poco pesado y que no quiera pelearse con las autoridades peruanas por el medio ambiente y las condiciones del trabajo. Pero al menos denos un gusto. Tráiganos a ese pederasta peruano de apellido Figari que tiene usted escondido y protegido en Roma. Abusó sexualmente de jóvenes que depositaron su fe en él y en esa Iglesia Católica que usted preside. Le haría mucho bien a su iglesia ponerlo a disposición de la justicia peruana para que sea juzgado como se merece. Hágase una Papa Francisco.